los 4 ingredientes negocios

los 4 ingredientes de tu negocio on line

tu negocio on line depende de cuatro ingredientes

En esta entrada, vamos a abordar los cuatro eslabones que conforman toda estrategia de negocio. Y los he denominado así porque considero que ilustra la cadena que supone crear un negocio desde cero.

Al final, nosotros queremos llegar a un resultado determinado, que es el «pastel» que queremos preparar: nuestro negocio funcionando de una determinada manera. Y, para eso, tenemos a nuestra disposición una serie de ingredientes.

Si disponemos de todos, tendremos todas las posibilidades de hacer una gran receta y conseguir el resultado que buscábamos. Si nos falta alguno, pues dependiendo de la importancia de este, la receta saldrá mejor o peor.

Si no tenemos ninguno, o tenemos muy poquitos, sencillamente el pastel no es viable.

Así que vamos a ver esos cuatro ingredientes, cómo se integran con la estrategia y, sobre todo, dónde se imbrica nuestro libro cambiavidas dentro de toda esta estrategia.

  1. EL CLIENTE: el ingrediente más importante de todos. Va a estar en el centro.

  2. LOS RECURSOS, que yo suelo subdividir en cinco: el dinero, el tiempo, la audiencia, la autoridad y las capacidades. Si te falta alguno, no tiene por qué haber ningún problema. Se puede compensar. Si los tienes todos, ya te digo yo que tu negocio va a tirar para adelante sí o sí. Si no tienes ninguno o solo tienes uno, pues tenemos un problema muy importante.

  3. EL QUÉ: TUS PRODUCTOS Y/O SERVICIOS. ¿Por qué hablo en plural y no en singular? Más adelante lo averiguarás. Pero, por el momento, intenta desterrar de tu vocabulario hablar de producto y/o servicio en singular. Créeme, te irá mejor.

  4. EL CÓMO: TU FORMA DE CERRAR LA VENTA. Aquí hablamos de la lista de suscriptores, el lead-magnet y el tráfico hacia tu landing page. Si tu cartera de productos y/o servicios es el qué, el cierre de la venta es el cómo. Y sí, has acertado: aquí es donde tu libro cambiavidas jugará un papel crucial a la hora de posicionarte y vender 24/7 tus productos y/o servicios prácticamente en piloto automático.

cliente en el centro

viaje al centro de tu tierra

Imagínate al cliente como si fuera el núcleo de la Tierra. A su alrededor vamos a ir superponiendo capas. Si el núcleo está mal, todo lo demás no se sostiene. Todo lo que pongas por encima —no importa lo bonito que sea— no va a funcionar.

Por favor, antes de seguir adelante, vuelve sobre esta idea. Porque lo mismo crees que la he puesto ahí por ponerla. Pero lo que realmente quiero decirte es que, si no tienes un núcleo (cliente) adecuado, sencillamente no vale siquiera la pena que sigas leyendo este libro.

Si tu cliente no es el adecuado, no es interesante, no tiene una serie de características o tú no aciertas con los problemas de tu cliente, todo lo que hagas después puede mejorar levemente tu situación actual, pero vas a ir con un negocio al tran-tran, que estará a años luz de sacar el máximo potencial del talento y las capacidades que tú llevas dentro.

Lo que quiero que entiendas es que tu cliente va a ser crucial y, lo más importante: va a depender de ti. Eres tú quien elige a esa persona a la que vas a consagrar toda tu vida profesional. Para que todo lo demás en tu negocio funcione correctamente, has de elegir al perfil adecuado. Así que el cliente y sus problemas en el centro de todo.

De todas las profesionales con las que he tenido la suerte de colaborar, creo que la que mejor hace esto (porque su experiencia como Storyteller así lo demuestra) es mi amiga Èlia Guardiola. Aquí te dejo la entrevista que le hice para el Segundo Congreso de Escritoras Cambiavidas, en la que explica esta idea a la perfección.

¿No puedes esperar más para ponerte manos a tu obra…?

Te invito a que descubras GRATIS cómo concebir, escribir y publicar tu libro cambiavidas
(aunque no tengas la menor idea) viendo mi CLASE GRATUITA.

si tu cliente no es el adecuado, nada funcionará

En todo esto vamos a profundizar más adelante. Pero te lo volveré a repetir: como el cliente esté mal, todo lo demás no te va a servir de NA-DA. Si tu cliente no es el adecuado, tendrás que ver si realmente puedes cambiar de cliente o no; si puedes hacer ajustes en tu cliente o no.

Todas mis mentorías comienzan por aquí. Y no me importa tirarme meses buscando con mis clientas a sus clientes ideales. Porque de nada serviría escribir el libro más cambiavidas del mundo si su lector no es el adecuado. Esto es lo primero que se decide. Después de tantos años de consultoría, cuando me llegan mis clientas y estudio el cliente al que se quieren dirigir, yo ya sé si ese proyecto tira o no tira para delante.

Después ya habrá tiempo de diseñar unos productos y/o servicios (siempre el plural) con los cuales rentabilizar con un solo cliente lo que ellas han invertido en mí. Pero para eso, insisto, es necesario dar con el cliente adecuado.

Si tú no tienes claro quién es tu cliente, no tienes claro por qué creas ese producto y de esa manera, admítelo: todo lo demás, el resto del marketing, y tu libro cambiavidas te lo estarás inventando. Porque no hay unos cimientos sólidos en los cuales basar todo eso. Y se ve claramente.

los recursos para tu negocio on line

Una vez que ya tengamos identificado a nuestro cliente ideal, llega el momento de idear unos productos/servicios (siempre en plural) a su medida.

Para ello, lo primero es comprobar con qué recursos contamos: dinero, tiempo, audiencia, autoridad, capacidades… De ellos depende la viabilidad de tu proyecto. En cuanto a los recursos, has de saber una cosa —más que nada para que no te agobies innecesariamente—: casi nadie dispone inicialmente de todos los recursos: 

Si tienes los recursos necesarios será viable, si no, no lo será. Y no le puedes dar muchas más vueltas. 

Dicho esto, que no sea viable hoy no quiere decir que no pueda ser viable mañana, una vez que hayamos conseguido los recursos necesarios. 

En próximas entradas, comprobaremos que, en realidad, dispones de muchos más de los que a priori crees. Veremos de cuáles dispones y de cuáles no. También cómo conseguirlos y cómo acceder a los que nos faltan todavía.

 

es el momento de idear soluciones…

Una vez que tenemos el problema, tenemos los recursos, vamos a ver qué solución entregamos al cliente: ¿una formación de bajo ticket? ¿Una solución de alto ticket? ¿Un servicio de bajo ticket que sirva al mismo tiempo de embudo para una mentoría de alto ticket…?

Lo primero es detectar la oportunidad en el mercado. Y, si ves que es viable, creas las soluciones. Y, una vez que creas las soluciones, pasamos al sistema de captación y venta.

Sin embargo, estamos hartos de ver que la mayoría de la gente lo que hace es crea un sistema de captación y venta con independencia de quién sea su cliente. Y, dependiendo de quién les llegue, crea unos productos y/o servicios.

También es muy común el caso de alguien que ya tiene unas soluciones creadas al buen tuntún y se dedica a publicar en Instagram, a ver si le llega alguien. Y, entre medias, ya se verá lo que pasa.

…y ponerlas a la venta

Por último, llegamos a la etapa de captación, maduración, cierre y fidelización. EL CÓMO.

Este paso a paso es el que ves: primero cliente, después recursos, después el qué y después el cómo. 

Ese es el camino correcto. No hay otro.

Si ya tenemos el cliente y los productos/servicios más o menos aseados, podremos hacer cambios en el cómo, en la estrategia de marketing y venta.

Pero nunca, jamás, en toda la historia de la humanidad, una estrategia en el marketing, una presencia en redes sociales, unas campañas de publicidad, resolvieron un producto o un proyecto que no funcionaba porque el cliente no fuera el adecuado.

La última capa, la del cómo, sólo es importante, sólo es relevante, sólo tiene un impacto fuerte, de verdad, en tu negocio cuando todo lo demás está bien asentado.

Intentar arreglar un negocio que no funciona mejorando la capa del cómo, trabajando sobre la cuarta etapa, cuando todo lo demás está mal, es como intentar hacer que un coche que no tiene motor empiece a funcionar dándole una mano de pintura. Es igual de ridículo, es una exageración, pero es igual de ridículo, no funciona.

el orden de los factores sí altera el resultado

El sistema tiene que ser como te lo estoy contando. Creamos una solución perfecta para las necesidades de nuestro cliente, que tenemos que conocer mejor que la palma de nuestra mano. Y, después, (Y SOLO ENTONCES) ya diseñamos el sistema de captación y venta.

Por este orden, además:

  1. Primero el cierre. Si tú vas a vender high-ticket, sabes que tendrá que existir una llamada de negociación y cierre. Si tú lo que vas a vender son infoproductos de 20 euros, será con una carta de ventas.

  2. Luego, la parte de maduración. Con un lead-magnet, email marketing, en redes sociales, ¿cómo lo vamos a hacer? Este es el puente. Entre el contenido gratuito que están recibiendo nuestros clientes, o las campañas de publicidad que estamos haciendo, y nuestro producto de pago.

  3. Y, por último, nos vamos a la fuente, al origen. ¿Dónde vamos a hacer la captación de tráfico? YouTube, LinkedIn, Instagram, Google Ads… Lo que sea. Pero este es el proceso.

Puede parecerte un poco contraintuitivo, pero estos son los cuatro ingredientes que compondrán tu pastel. Los cuatro pasos o las cuatro etapas que tenemos que seguir —y que iremos viendo con mucha más profundidad a lo largo de este próximas entradas..

Y tu, ¿dispones de todos los ingredientes necesarios para cocinar tu «pastel»?

Escríbeme y me lo cuentas: hola@coachingliterario.com

¡Me encantaría hablar contigo sobre tu modelo de negocio on line!

¿No puedes esperar más para ponerte manos a tu obra…?

Te invito a que descubras GRATIS cómo concebir, escribir y publicar tu libro cambiavidas
(aunque no tengas la menor idea) viendo mi CLASE GRATUITA.

¡Comparte las cosas buenas de la vida!

Seguro que conoces a alguien que arde en deseos de escribir su propia transformadora.

Si es así, siéntete libre de compartir con esa persona tan especial la GUÍA DEFINITIVA para escribir GRATIS un libro cambiavidas paso a paso y desde cero.

Puedes hacerlo empleando los botones que tienes AQUÍ ABAJO.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email