Expediente Cardeñosa

Una serie de desapariciones y de extraños asesinatos en la zona de Los Vallares, al norte de Cardeñosa, alertan a las autoridades provinciales. Por la noche, a las afueras del pueblo, procedentes de la oscuridad, se escuchan extraños gruñidos y aullidos. Varios cicloturistas y algún que otro ganadero local han sido encontrados muertos, parcialmente devorados, aunque no se sabe quién o qué ha sido el causante de dichas atrocidades.

adult beautiful blur casual

Si prefieres escucharlo, haz clic sobre la imagen

Entre los miembros de la población local, hace semanas que no se habla de otra cosa. Incluso el coronavirus ha dejado de ser la principal preocupación de los cardeñosenses, quienes han elaborado teorías de lo más variopinto, tratando de explicar el misterio que esconden aquellos sucesos tan dantescos.

Para evitar que cunda el pánico, la diputación provincial de Ávila, en coordinación con la Consejería de Presidencia de la Junta de Castilla y León, decidió enviar al equipo Vettonia, un grupo de especialistas forenses, para investigar a fondo el caso. Sin embargo, apenas se habían desplegado sobre el terreno e iniciado las operaciones, cuando súbitamente se perdió el contacto con ellos.

Si prefieres leerlo, haz clic sobre esta otra imagen

Desde ese momento, mandos oficiales de la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior deciden asumir el control del operativo y se plantean destinar al lugar de los hechos a uno de sus mejores investigadores con la misión de continuar con las pesquisas, así como de averiguar qué ha sido del equipo Vettonia.

SUENA TU NOMBRE. SUENA CON MUCHA FUERZA.

Casi tanto como lo hace tu teléfono móvil en mitad de la noche junta a tu cama. Aun sin haber despertado del todo, ni siquiera necesitas contemplar la pantalla del terminal para intuir los problemas que se ciernen sobre ti. Sientes una tentación muy fuerte de silenciar el teléfono, girarte sobre la almohada y continuar durmiendo…

TÚ DECIDES:

¿Aceptas la llamada…?

¿O prefieres seguir durmiendo…?

Sigue a Coaching Literario en las redes:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to top