Escribir un libro en 30 días con Power Write

¿Te imaginas publicar un libro con el potencial de transformar cientos de vidas, empezando por la tuya?

Escribir un libro en 30 días con Power Write

¿Te gustaría escribirlo paso a paso, de una forma divertida, al punto y sin pérdidas de tiempo?

Escribir un libro en 30 días con Power Write

¿Qué te parecería hacerlo de la mano de un coach literario, que ha acompañado a decenas de autores que hoy son referentes indiscutibles en sus respectivos nichos de mercado?

Escribir un libro en 30 días con Power Write

¿Y si te dijera que tú también puedes escribir un libro cambiavidas en 30 días?

Escribir un libro en 30 días con Power Write

Pero Rubén… ¡Escribir y publicar un libro en 30 días NO ES POSIBLE!

Escribir un libro en 30 días con Power Write

Sé que lo piensas. Porque, hasta hace unos años yo también lo pensaba.

Escribir un libro en 30 días con Power Write

Mónica Galán Bravo - Método BRAVO

Te entiendo perfectísimamente. Mucho más de lo que te imaginas. Porque, la primera que me propuso “la locurita” de escribir un libro cambiavidas en apenas 30 días fue la mismísima Mónica Galán Bravo.

Su editorial le había hecho una oferta de esas que no se pueden rechazar. Tan solo le pusieron una condición: “Mónica, tienes que escribir el libro en un mes”, le dijeron. Aquella misma tarde, la autora del célebre MÉTODO BRAVO me llamó por teléfono y, cuando me propuso que la ayudase a lograr esa gesta le dije exactamente lo mismo que tú me dices a mí: escribir un un libro cambiavidas en 30 días es imposible.

Pero Mónica no es de las que acepta un NO por respuesta. 

Tras el éxito de MÉTODO BRAVO, hoy Mónica es toda una celebridad, considerada la mayor experta en comunicación del mundo en habla hispana.

Después de Mónica Galán, he tenido el placer y el honor de acompañar a grandes referentes en sus respectivos sectores.

Escribir un libro en 30 días con Power Write

Escribir un libro en 30 días con Power Write

Escribir un libro en 30 días con Power Write

Sí, se puede escribir un libro en 30 días

Lejos de pretender arrogarme algún mérito de sus triunfos, lo que intento transmitirte es que, GRACIAS A LOS EJEMPLOS DE ESTOS MAGNÍFICOS PROFESIONALES, es posible afirmar con rotundidad tres hechos muy concretos y objetivos:

  1. Que escribir y publicar un libro cambiavidas en 30 días no solo es posible: porque los casos de éxito de mis clientes así lo demuestran, sino que, además, ha supuesto para muchos de ellos el germen de exitosos negocios.
  2. Que escribir y publicar un libro cambiavidas en 30 días ha dependido de ellos: ha sido fruto del hacer y no del azar. No ha obedecido a que tuvieran “padrino” o experiencia previa. De hecho, todos y cada uno de los ejemplos que ilustran esta obra están basados en casos reales de profesionales que hoy son referentes indiscutibles en sus respectivos nichos de mercado y que empezaron completamente de cero.
  3. Que siguiendo los pasos y los consejos que encontrarás en el Método POWER WRITE tú también podrás ESCRIBIR Y PUBLICAR UN LIBRO EN 30 DÍAS.

En el mismo prólogo del Método POWER WRITE, podrás leer el asombroso testimonio de Rubén Turienzo, en el que relata en primera persona un caso de éxito que no se me había dado jamás en todos los años que llevo dedicándome al Coaching Literario. Rubén me planteó el reto de escribir los tres primeros libros que componen su colección ZOOLÍTICA en el plazo récord de TRES MESES. Quedó tan satisfecho con el resultado que él mismo fue quien me convenció de que desarrollase el Método POWER WRITE. Desde luego, las pruebas de que mi sistema funcionaba no podían ser más rotundas ni fehacientes.

Te dejo que sea él mismo quien te lo cuente…

Escribir un libro en 30 días con Power Write

Escribir un libro en 30 días con Power Write

No te pido que me creas a mí

Solo te sugiero que, antes de emitir un juicio precipitado, escuches a los que ya lo han probado porque sus resultados han sido inmejorables.

Escribir un libro en 30 días con Power Write

Escribir un libro en 30 días con Power Write

3 etapas de 10 días cada una

Escribir un libro en 30 días con Power Write

El Método POWER WRITE se compone de TRES etapas de 10 DÍAS cada una:

Escribir un libro en 30 días con Power Write

ETAPA 1 – DESPÍDETE DE LA INSPIRACIÓN

  • DÍA 1 – ¿Quién eres? ¿De dónde vienes? ¿Qué te propones?
  • DÍA 2 – ¿Por qué quieres escribir un libro?
  • DÍA 3 – La clave es la hiperespecialización
  • DÍA 4 – Investiga a tu competencia
  • DÍA 5 – Identifica a tus lectores ideales
  • DÍA 6 – Tu Propuesta de Valor Transformadora
  • DÍA 7 – Defiende tu postura Jack Sparrow
  • DÍA 8 – El mapa de tu libro cambiavidas
  • DÍA 9 – ¿Cómo vas a obtener ingresos?
  • DÍA 10 – Convence con una introducción apabullante.

ETAPA 2 – ESCRIBE ESTRATÉGICAMENTE

  • DÍA 11 – Estructura y calendariza tus contenidos
  • DÍA 12 – La Plantilla Matrioska
  • DÍA 13 – Muestra tus cartas
  • DÍA 14 – Al abordaje de tus secciones
  • DÍA 15 – Profundiza para conectar
  • DÍA 16 – Diseña títulos hechiceros
  • DÍA 17 – Escribe subtítulos explosivos
  • DÍA 18 – Llegando a buen puerto
  • DÍA 19 – Un recuerdo imborrable
  • DÍA 20 – Haz que tu gesta sea inolvidable.

ETAPA 3 – CONSIGUE VINCULACIÓN EMOCIONAL

  • DÍA 21 – Déjalo reposar
  • DÍA 22 – Subsana errores tipográficos
  • DÍA 23 – No pares hasta que te escuches
  • DÍA 24 – Revisa a fondo títulos y subtítulos
  • DÍA 25 – Súbete a hombros de gigantes
  • DÍA 26 – Un nombre imposible de olvidar
  • DÍA 27 – El momento de abrir los regalos
  • DÍA 28 – Diseña una portada impactante
  • DÍA 29 – Una sinopsis de seis estrellas
  • DÍA 30 – Publica tu libro cambiavidas.

Libro cambiavidas con POWER WRITE y Rubén Chacón

Libro cambiavidas con POWER WRITE y Rubén Chacón

Escribir un libro en 30 días con Power Write

Las palabras reflejan procesos mentales

Los seres humanos solemos emplear la habilidad del lenguaje sin ser realmente conscientes del alcance que tiene. Las palabras reflejan procesos mentales. Y, si fuésemos capaces de comprender que el lenguaje tiene la cualidad energética de configurar nuestra realidad, nos tomaríamos mucho más en serio las palabras que empleamos, las expresiones que utilizamos para definir lo que acontece y, por supuesto, los libros que escribimos. Las historias transforman a las personas. Los libros verdaderamente tienen la capacidad de cambiar vidas. El mío no es un mero eslogan. He tenido la fortuna de corroborarlo en decenas de ocasiones.

Como cuando ayudé a Mónica Galán Bravo a escribir su Método BRAVO que ha transformado literal y literariamente las vidas de decenas de miles de personas en todo el planeta. Personas que, a su vez, gracias a las técnicas comunicativas y de oratoria expuestas brillantemente en la obra de mi amiga Mónica, contribuyen, a su vez, a la metamorfosis de cientos de miles de conciencias cada día.

Cuando mi amigo y socio, Rubén Turienzo, me propuso que escribiéramos a cuatro manos los ocho libros que configuran la colección ZOOLÍTICA, creada para acercar el universo de la consultoría política a la sociedad, así como las herramientas más innovadoras en gestión de liderazgo, equipos y productividad, no me podía ni imaginar hasta qué punto iban a contribuir para crear sociedades mejores, instituciones memorables y personas trascendentes en países de América Latina.

La doctora Silvia Gómez Senent es una persona maravillosa y una profesional inigualable. Pero, por más mimo, cariño y dedicación que profese a sus pacientes –tanto en el hospital público donde trabaja por la mañana, como en su consulta privada de digestivo por las tardes–, jamás podrá conseguir algo que Universo Microbiota –el libro que surgió de la aplicación de este mismo Método POWER WRITE que tienes en tus manos– logra cada día: concienciar a miles de personas sobre la importancia de la microbiota y la permeabilidad intestinal.

Te podría hablar de decenas de casos más, como el de la psicóloga Tona Mir, que a tantísimas personas está alumbrando en su camino hacia la LIBERTAD EMOCIONAL, o el de la coach Alexandra Barragán, que nos ha enseñado a miles cómo aterrizar nuestros objetivos paso a paso, con su Productividad para tu éxito, o Antonio Micó y su Vende como nunca, dos horas de lectura que han transformado la vida (comercialmente hablando) a legiones de profesionales, o Raquel Sánchez de Benito, que tanta paz ha llevado a las atribuladas almas de familiares de niños aquejados (o tristemente fallecidos) a causa de cardiopatías con su Pellizcos al Alma.

Si buceas entre las páginas de POWER WRITE, tendrás ocasión de conocer más de cerca sus procesos, así como la labor transformadora tanto de sus respectivas obras, como de las de profesionales como Sergio Saiz, Astrid Izquierdo, Mara Despujol o Mónica Gutiérrez, entre otros, que hoy son verdaderos referentes en sus respectivos micro nichos de mercado.


Power Write: tu libro en 30 días

Las historias nos crean

Todos ellos hicieron suyas las palabras de la escritora Octavia Butler, cuando afirmó: “cada historia que creo, me crea a mí. Escribo para crearme”. No en vano, como dijo Isak Dinesen (pseudónimo que empleaba para la publicación de su obra la baronesa Von Blixen-Finecke –magistralmente interpretada por Meryl Streep en Memorias de África): “Ser persona es tener una historia que contar”. Una historia que, ante todo y desde su primer capítulo, nos habla de reconocimiento y transformación.

Porque las historias nos cambian. Por eso son tan importantes. Dan forma a nuestras cosmovisiones, influyen en nuestras perspectivas y guían nuestras vidas. Lo que la comida es para el cuerpo, las historias son para la mente. Literalmente somos las historias que leemos, absorbemos y creemos. Por lo que, tan importante es alimentar nuestro espíritu y nuestra mente de historias, como ser precavidos a la hora de decidir qué relatos asimilar y cuáles contar.

Lo creas o no, tienes en tus manos un manual que te va a mostrar cómo empezar a confeccionar una de las herramientas más poderosas que existen en nuestro mundo: los relatos. Y, como ya nos advirtió Franklin D. Roosevelt (aunque la frase la hizo célebre el tío de Peter Parker): un gran poder conlleva una gran responsabilidad.

Es algo realmente maravilloso y asombroso ser un escritor. Especialmente cuando alcanzas cierto nivel de maestría en el manejo del poder que encierran las buenas historias. Lo de menos es el ámbito de actuación. Ya sea que te dediques a los de negocios, des clases en un instituto o en la universidad, trabajes en el ramo sanitario, deportivo, artístico, psicológico, en ventas o desarrollo personal…, por muy buena o bueno que seas en lo tuyo, jamás podrás ser mejor que el mejor libro que seas capaz de escribir. Aprende a contar historias, cuéntalas bien y, en menos tiempo del que piensas, estarás cambiando la vida de cientos y miles de personas (empezando por la tuya).

Los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo. Desde que leí esta cita del filósofo y lingüista austríaco, Ludwig Wittgenstein, que me impactó profundamente, no he parado de estudiar la ontología de lenguaje y hasta qué punto configura nuestra realidad y toda nuestra cosmovisión.

Porque esta frase de Wittgenstein sintetiza una idea mucho más rica: que las palabras que empleamos, la narrativa que nos envuelve, lo que nos contamos sobre quiénes somos, sobre el mundo en el que vivimos, sobre las causas de que la realidad sea como es y las expectativas que podemos albergar acerca de nuestro futuro, tienen el potencial de limitar o de expandir nuestra percepción sobre lo que existe.

Libro cambiavidas con POWER WRITE y Rubén Chacón


Power Write: tu libro en 30 días

Las dos capacidades del lenguaje

Si esto es así, es porque EL LENGUAJE TIENES DOS CAPACIDADES:

  • La capacidad descriptiva: la frase “el barco se está hundiendo” se limita a describir objetivamente una realidad sin emitir ningún juicio de valor sobre la misma.
  • La capacidad generativa: cuando, ante esa misma situación, alguien dice “¡qué desgraciados somos!”, está haciendo una evaluación, una interpretación sobre lo que sucede.

Los seres humanos somos esclavos de las interpretaciones que hacemos sobre la realidad. Si nos limitásemos a describirla objetivamente, quizás hallásemos la suficiente serenidad espiritual como para evaluar la situación y ponerle remedio. Sin embargo, al entrar a emitir juicios de valor sobre lo que acontece, suceden fenómenos muy curiosos a nivel cerebral. Estudios llevados a cabo en la Universidad de Harvard, concluyeron que las áreas prefrontales del cerebro, que nos permitirían encontrar opciones para sobrevivir (un tablón o un barril flotando, una vela con la que confeccionar una barca improvisada…), solo funcionan cuando nos limitamos a emplear el lenguaje en su capacidad descriptiva. Pero que, tan pronto como comenzamos a utilizar su capacidad generativa, emitiendo juicios o evaluaciones (como “¡qué desgraciados somos!”) sobre la situación, estas áreas prefrontales se bloquean, favoreciendo la posibilidad de que finalmente nos ahoguemos.

Es decir, como ocurre en Matrix, de las hermanas Wachowski, nosotros vivimos atrapados en un mundo lingüístico, creyendo que esa es nuestra realidad. Nuestras creaciones lingüísticas no solo están generando la percepción que tenemos del mundo que nos rodea; también los resultados que se obtienen derivados de esa percepción. ¿Quiere eso decir que todos en general (y nosotros como escritores de no ficción en particular) deberíamos emplear el lenguaje únicamente en su función descriptiva de la realidad? No. El lenguaje no solo sirve para describir objetivamente el mundo que nos rodea. El lenguaje también tiene que servirnos para crear una realidad mental que aumente nuestras posibilidades y no las reduzca.


Power Write: tu libro en 30 días

¿Liberar o someter?

Los profesionales de la palabra tenemos la responsabilidad de saber que el lenguaje solo es el mapa y no es el territorio. Por eso, cuando alguien como tú escribe de lo que sabe que sabe más que los demás, basándose en investigaciones científicas propias o de terceros, o en sus propias experiencias –tanto profesionales como personales–, está (ya sea consciente o no de ello) ampliando sensiblemente el mapa de sus lectores, ayudándoles a expandir el territorio por el que se mueven, transformando radicalmente su percepción del mundo y, por ende, sus vidas.

Sin embargo, no todas las personas que utilizan el lenguaje lo hacen con fines altruistas y filantrópicos. También los hay que, siendo muy conscientes del poder modelador de conciencias que encierra la palabra escrita, la emplean para someter a sus lectores y conformar en sus mentes una realidad que les sea propicia.

Este tipo de malversaciones del lenguaje fue lo que llevó al antropólogo francés Claude Lévi-Strauss a afirmar que “la función primaria de la escritura, como medio de comunicación, es facilitar el sometimiento de otros seres humanos. Y que el uso de la escritura con fines desinteresados, y con vistas a satisfacer al espíritu en el campo de las ciencias y las artes, es un resultado secundario de su invención (y tal vez no sea sino una manera de reforzar, justificar o disimular su función primaria)”.

Todos nosotros conocemos a algún escritor que se integra en la primera categoría. Se trata de personas oportunistas y de mentalidad cortoplacista que, quizás, estén convencidos de que el lucro económico, o el poder que obtienen a través de esta malversación del uso del lenguaje, será muy superior o, cuanto menos, compensará su falacia. Pero se equivocan. Porque a la larga, “la interpretación” de la realidad que ellos están haciendo reduce sensiblemente las posibilidades de que este mundo en su conjunto “no se ahogue”. Dicho de otra manera, están contribuyendo a enturbiar, a enrarecer y envilecer la percepción que tenemos de la realidad. Y no a mejorar ni a favorecer nuestras opciones de “salvarnos”.


Power Write: tu libro en 30 días

No hay mal que por bien no venga

Los escritores de no ficción, más que nadie, tenemos en nuestras manos la posibilidad de describir y crear una realidad mental que aumente nuestras posibilidades y no las reduzca. Imaginemos que, en ese mismo barco del ejemplo anterior, un acaudalado miembro del pasaje llamado Zenón, llevase a bordo, en las bodegas del navío, toda su fortuna. Y, junto con el pecio, naufragase también su posición social, perdiéndolo todo.

El tal Zenón bien podría haberse preguntado: ¿Por qué ha tenido que ocurrirme esto precisamente a mí? Y muy probablemente lo hiciera. Y, al hacerlo, además de naufragando, se estaría hundiendo en un pozo de desesperanza, arrastrando con él a cuantos quisieran prestar oídos a su discurso victimista. Porque no hay (o no tiene por qué haber) un porqué: todos los días personas excelentes, que navegan en barcos magníficos, naufragan sin que se llegue a descubrir por qué.

Pero si Zenón modifica su pregunta y se cuestiona: ¿para qué ha tenido que ocurrirme esto precisamente a mí? Y con toda probabilidad lo hizo, cambiando la desesperanza por la apertura al misterio, puede que llegase a la siguiente conclusión (como efectivamente así fue hace 2.500 años): que, de no haberse ido a pique su embarcación, jamás habría fundado la escuela de pensamiento estoico. Jamás habríamos oído hablar, ni leído nada del propio Zenón de Citio, ni de Epicteto, ni de Marco Aurelio o de Séneca (a quienes con tanta alegría y descaro no se cansan de plagiar nuestros autores de autoayuda contemporáneos). Y el mundo hoy sería un lugar distinto. Casi con total probabilidad un mundo peor.

La escritura de no ficción es una poderosa arma de doble filo: tiene la capacidad de rescatar y de dar sentido al naufragio de millones de personas. Pero también alberga el potencial destructivo como para provocar que otras tantas naufraguen sin saber por qué ni para qué.

En tus manos está capitanear una nave que cambie (para bien) el rumbo de miles o quizá millones de vidas, o adquirir una patente de corso para saquear literal y literariamente las almas de tus congéneres.

Lo siento: en esta decisión no existe el término medio.
Te toca elegir un bando.

Independientemente de cuál sea tu elección,
te espero a bordo.

Lo que ocurra a partir de entonces es única y exclusivamente responsabilidad tuya.

Power Write: tu libro en 30 días


Libro cambiavidas con POWER WRITE y Rubén Chacón


Power Write: tu libro en 30 días

El esqueleto de tu libro

Cuando abres un libro, antes de adquirir un nuevo aprendizaje, o cuando te enfrentas a un reto como el que te propone POWER WRITE, lo más lógico y recomendable es que analices la ESTRUCTURA de la obra; que estudies con mimo el itinerario propuesto. Principalmente, con el objetivo de comprobar si el índice contiene todos los elementos que, a priori, consideras imprescindibles para conceder a la propuesta el beneficio de la duda.

Por ello, hasta cierto punto, también parecería lógico que, si alguna vez recurrieses a un coach literario para que te ayudase a escribir tu legado, éste te propusiera, en primer lugar, diseñar el esqueleto de tu libro. Pues bien, si alguna vez te ocurre esto, mi consejo es que salgas corriendo. Y te voy a explicar por qué…

Ahora que ya te estás familiarizando con la estructura de POWER WRITE, aprovecho para hacerte una pregunta (y luego te explicaré por qué te la hago): ¿Sabes cuánto tiempo me ha llevado confeccionar la estructura de esta obra y del modelo de negocio on line que he construido a partir de ella…?

AÑOS. Siete de gestación y tres de parto, para ser más concretos.

  • AÑOS para averiguar quién soy, de dónde vengo, quién me manda y qué me propongo.
  • AÑOS para ser capaz de asumir con todas las consecuencias –porque me apasiona– lo que supone ser un escritor en la Era on line.
  • AÑOS hasta que he conseguido tener clarísimo por qué hago lo que hago, qué es lo que tira de mí de la cama cada madrugada y me hace perseverar con paciencia y pasión, contra viento y marea.
  • AÑOS hasta que he localizado mi lugar en el mapa profesional. Gracias a que he ido acotando más y más, a lo largo de la última década, mi micro nicho de mercado, sé por qué me pertenece y por qué yo le pertenezco a él.
  • AÑOS me ha costado darme cuenta de que NO QUIERO (NI PUEDO) ayudar ni acompañar a todo el mundo. Día a día, mes a mes, a base de ayudar y acompañar a decenas de profesionales, a lo largo de procesos de Coaching Literario, he identificado (y me he consagrado) a mi cliente ideal.
  • AHORA, después de muchos años, sé que mi principal misión como coach literario no es otra que hacerte reflexionar no solo sobre QUÉ quieres escribir tu libro, sino, sobre todo, POR QUÉ, PARA QUÉ y PARA QUIÉN. Y yo procuraré hacerte comprender por qué es CRUCIAL para tu proyecto que TE respondas honestamente a todas estas cuestiones.

Power Write: tu libro en 30 días

Libro cambiavidas con POWER WRITE y Rubén Chacón


Power Write: tu libro en 30 días

¿Tienes una respuesta convincente a estas preguntas?

Escribir un libro en 30 días con Power Write

No es a mí a quien tienes que convencer. ES A TI.

Mi principal misión como Coach Literario es velar porque mis clientes no malgasten miles de horas de su maravillosa vida en un proyecto que carece de los cimientos necesarios. En Amazon, en Internet…, donde tú quieras, vas a encontrar libros, manuales, “profesionales” y gurús que te van a prometer un bestseller sin alma, en un plazo récord. Y es, hasta cierto punto, lógico que muchos y muchas se dejen encandilar por esa oferta. No seré yo quien juzgue o calumnie a los generadores profesionales de falsas expectativas. Porque todos y cada uno de nosotros somos responsables de la información (o desinformación) que leemos, de contrastarla poniéndola a prueba, así como de las acciones (u omisiones) que ejecutemos en consecuencia.

A día de hoy, me niego a admitir a un nuevo cliente que no haya leído y completado el programa POWER WRITE. Y no es porque considere esta obra como el “listón” que tiene que superar un proyecto literario que se precie. No soy así de presuntuoso. Lo hago, más que nada, por deontología profesional. Pero, sobre todo, porque prefiero que todo aquel que se interesa por contratar mis servicios invierta antes un mes de en esta formación e investigación (tanto introspectiva, como de su micro nicho de mercado y su cliente ideal dentro de él) a que malgaste su valioso tiempo en un proyecto que, a las primeras de cambio, se vendría abajo.

Y esto es lo que te propongo que hagamos a lo largo de las próximas páginas. Comenzando por las diez primeras etapas de autodescubrimiento (tanto personal como profesional) especialmente diseñadas para abrirte los ojos y ahorrarte miles de horas de trabajo en balde. Porque, una vez que completes el itinerario que te propongo y tengas meridianamente claro de qué forma vas a transformar la existencia de tus lectores con un libro cambiavidas, te garantizo que vas a conquistar TU RECOMPENSA y, entonces sí, podremos sentarnos juntos a diseñar el esqueleto de tu libro. El mismo sobre el cual podrás erigir, si lo deseas, todo tu modelo de negocio on line.

PORQUE TAN PRONTO COMO HAYAS:

  1. Desentrañado tu propósito motivador,
  2. identificado tu micro nicho de mercado,
  3. esbozado el retrato robot de tu lector/a ideal.
  4. corroborado que lo integran suficientes personas como para que te compense la inversión en tiempo y energía que supone crear un contenido específico para ellos,
  5. desarrollado una propuesta de valor única y diferencial para lograr una transformación significativa en sus vidas,
  6. seleccionado las distintas herramientas y canales que tienes a tu disposición para transmitir tu propuesta de valor a tus audiencias,
  7. y definido a través de qué métodos de venta vas a generar ingresos
  8. “Solo” necesitarás escribir tus contenidos. Y fíjate bien que hablo de contenidos y no únicamente de “tu libro”.

¿Por qué conformarse con escribir “solo” un libro cuando, “por el mismo precio”, puedes producir simultáneamente el temario de un curso, el guion de tus vídeos y/o podcasts, entradas para tu blog y contenido para varios ebooks, cursos y/o webinars gratuitos que te sirvan como lead–magnets para atraer a potenciales clientes…?

Porque con el Programa de Generación de Contenidos de POWER WRITE aprenderás a escribir estratégicamente. Te enseñaré cómo no dar una sola puntada sin hilo, ni palos de ciego. De modo que cada contenido sirva a distintos propósitos paralelamente, ahorrándote de nuevo miles de horas de tareas duplicadas. Entonces será el momento en que te enseñaré a proyectar un ambicioso plan de trabajo, personalizado y acotado en el tiempo, con el que te sientas a gusto y tengas ganas de comprometerte. Te mostraré cómo definir tus metas y la manera de trabajar hasta alcanzarlas.

¿Te suena coherente? ¿Te suena íntegro? ¿Te suena raro…?

Me encantaría que me comentases tus primeras impresiones. Por favor, no dejes de hacerlo. Formula aquí mismo tus comentarios o escríbeme en privado a: hola@coachingliterario.com

Me encantará leerte.


¿nos vemos en los comentarios?

Me gustaría conocer tu opinión acerca de este artículo y qué te ha parecido.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba